LA HISTORIA DE ATRIUM

Si cuando nos conocimos como trabajadores de una misma empresa, alguien nos hubiera
contado lo que nos iba a deparar el futuro, seguramente no le hubiésemos creído. Tres
personas sin ningún vínculo en común. Diferentes lugares de procedencia, edades,
gustos… Diferentes en todo.
Poco a poco, fuimos descubriendo que teníamos algo en común. A los tres nos gustaba la
magia. Sentados en una cafetería de Peralta los domingos por la tarde mientras
practicábamos y pasábamos el rato, era imposible imaginar que, lo que empezaba como
una afición, acabaría llevándonos hasta donde hoy estamos.
Con sólo una parte de destreza por cada diez de ilusión, uno de nuestros primeros pasos
en la magia fue hacernos socios de la Asociación Navarra de Ilusionismo (ANI), círculo en
Navarra de la Sociedad Española de Ilusionismo (SEI). Con ello, la magia comenzó a
ocupar una parte importante de nuestras vidas.
Esta pasión nos haría fundar la Asociación de Ilusionismo de Peralta ALCHEMY 52, que
nos reuniría desde entonces todos los domingos en una de las salas culturales de la
localidad. En ella, compartiríamos nuestra afición con otros socios. Compañeros que, poco
a poco, iban mostrando el mismo interés que nosotros por este arte. Juntos aprendimos a
perfeccionar nuestras habilidades. Domingo tras domingo, volvíamos para practicar los
nuevos juegos y técnicas que íbamos descubriendo a lo largo de la semana.
Posteriormente, más por casualidad que por otra cosa, comenzamos a realizar
esporádicamente actuaciones por diferentes lugares de Navarra. Desde esta web
queremos agradecer a todos nuestros espectadores, su asistencia a dichos espectáculos,
ya que son ellos, con sus aplausos, los que nos han hecho crecer como grupo.
Por fin empezábamos a cumplir todos nuestros proyectos e ilusiones y con ello sentíamos
que comenzábamos a tener una personalidad propia. Pasaron los meses y no tardamos en
atrevernos a crear nuestro propio grupo.
Lo que empezó como una relación estrictamente laboral, con el tiempo, acabaría en una
gran amistad que desembocaría en el grupo que hoy somos.
Hacer magia es para nosotros más que una afición. Es un placer. Disfrutamos llevando y
compartiendo la ilusión con los demás.
Y como nos gusta tanto la magia, hace unos años decidimos crear el FESTIVAL DE
ILUSIONISMO DE PERALTA.